domingo, 27 de septiembre de 2015

Del amor no correspondido

Escribimos hasta la saciedad del amor no correspondido. Escribimos de él porque nos duele, nos rompe, nos hace sentirnos impotentes. Perdidos. Pero poco hablamos de la otra parte del problema, de la que no corresponde. De la que está enamorada a su vez de otra persona que tampoco tiene ningún interés.

De lo doloroso de saber que haces daño a una persona, cuando podrías evitarlo. Porque es muy duro herir a aquellos que amas. Podrías engañar a tu corazón hasta el punto de creer que verdaderamente lo quieres. (Aunque en el fondo siempre sabrás que tu corazón es de otro).  Podrías repetírtelo cada noche y pensar en lo feliz que le estás haciendo. En que se lo merece, porque lo conoces y es una buena persona. Siempre lo ha sido. Sabes que no te hará llorar nunca, que vuestra relación será tranquila y sencilla. Sin discusiones, sin portazos. Sin complicaciones. Sin platos rotos, ni lágrimas tiradas por el suelo. 

Acabarás convirtiéndote en otra persona, en la práctica. En la que siempre sonríe. En la que parece que tiene la vida solucionada. Irás de la mano con él por la calle y te reirás a carcajadas, y él te cogerá de la cintura. Todo acabará en un beso. Pero siempre que te lo encuentres, al otro, al real, sabrás que nunca podrá ser tan fácil.

Porque a ti no te gustan las cosas sencillas y instantáneas. A ti te gusta llorar, discutir. Te gusta estar rota y que vengan a recomponerte. Te gusta la realidad. Te gustan las cosas tristes porque suceden, y siempre tienen que suceder. Y te gusta la pasión, la locura, la fogosidad del amor. Del real. Del que no puedes dejar de llamar, y enviar mensajes porque no desaparece nunca de tu mente. Te gustan los extremos. Te gustan las emociones fuertes. Te gusta salir corriendo de casa porque no puedes estar un minuto más sin sentirlo. Te gusta suspirar por él. Sí, suspirar. ¡Qué antiguo suena!

Por eso nunca tendrás la vida fácil y tranquila que podrías. Porque tus sentimientos son puros y sinceros. Y eso no lo podrás cambiar jamás. Nunca jamás. 

"El gran pensamiento de mi vida es él. Si todo pereciera y él se salvara, yo seguiría existiendo, y si todo quedara y él desapareciera, el mundo me sería del todo extraño, no me parecería que soy parte de él."- Cumbres Borrascosas

8 comentarios:

  1. eres genial me siento totalmente identificada con tu mente y alma

    ResponderEliminar
  2. Hay, es demasiado hermoso, si me dices que tu lo escribiste. wow, estoy demasiado soprendida, pero de todas formas, si no, es un escrito demasiado lindo :)

    ResponderEliminar
  3. Tan duro es asimilar un 'No' como dar a alguien un 'No' por respuesta. Lo bueno de romperte y reconstruirte son las cicatrices, que te recuerdan que un dolor se supera, que una herida se cierra; además, tirando de tópicos, las cicatrices son atractivas, incluso la del apéndice jejeje
    Preciosa entrada. Vengo para quedarme. Te dejo un enlace a mi blog por aquí (no es necesario que pinches, voy a seguir leyéndote igualmente).
    http://mentoladodoyola.blogspot.com.es/
    ¡Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  4. Eres joven, te queda mucha vida por vivir no te centres en los tópicos del amor no correspondido que seguro que te llegará, veo que te has desahogado y te doy la enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Eres joven, te queda mucha vida por vivir no te centres en los tópicos del amor no correspondido que seguro que te llegará, veo que te has desahogado y te doy la enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Amanda me gusta mucho tu blog lo seguia desde el comienzo y recuerdo que habia una historia , un relato mas bien y ahora de tiempo queria volver a leerlo recordar a Ema pero no lo encuentro lo borraste o algo asi , ojalas me respondas c:

    ResponderEliminar
  7. Es más, después de conocer a Amor, tampoco volverá aquella vida tranquila a la que solíamos acostumbrar.
    Acarrea tantas cosas, y no tan buenas... que a veces dudo de su utilidad.
    Pero así será siempre.

    ¡Un abrazo!
    PD; Me gustan las entradas que dedicas principalmente a escribir. Son preciosas.

    ResponderEliminar

Coméntame, cuéntame que opinas y si tienes un blog, no dudes en hablarme de él. Me pasaré en cuanto pueda :3